Minotti

Con motivo del evento “The Cap Adriano Experience by Minotti”, Alessandro Minotti, gerente directivo de la firma italiana, visita Mallorca para presentar un proyecto de interiorismollevado a cabo por el equipo de Terraza Balear, distribuidor exclusivo autorizado de Minotti en las Islas Baleares desde 2018.

Alessandro MinottiAlessandro Minotti representa a la tercera generación al frente de la empresa familiar que fundó su abuelo Alberto, tapicero, en 1948 en la localidad italiana de Meda. La firma Minotti acaba de cumplir su 70º aniversario en plena fase de expansión mundial tras superar la etapa inicial de carácter más artesanal y evolucionar su producción a escala industrial en las décadas posteriores. A pesar de que el fundador falleció en 1991, sus hijos Alberto, Renato y Roberto tomaron el testigo mientras que, día de hoy, son sus nietos Susanna, Alessio y el propio Alessandro quienes asumen los retos que propone el siglo XXI. Minotti cuenta actualmente con presencia en 63 países de los cinco continentes y también de una red de 300 distribuidores cualificados entre los cuales se encuentra Terraza Balear en Mallorca desde este mismo año.

¿Qué es lo que le ha llamado más la atención de su primera visita a Mallorca?

Sobre todo el ambiente vacacional que se respira. Me ha parecido un lugar de gente relajada que transmite amabilidad. Soy una persona que le encanta el mar y me recuerda un poco a Sardeña. De cara al futuro, esta isla será una buena alternativa para regresar con la familia.

¿Cómo describiría su relación con Terraza Balear, su distribuidor autorizado en las islas?

Es fundamental mantener una comunicación fluida con Mariana Muñoz y su equipo de diseño en Terraza Balear. Nuestros distribuidores autorizados son quienes mantienen un contacto directo con el cliente. El mercado contiene tantas voces distintas e inspiraciones que se convierte en esencial entender lo que busca cada cliente. En Mallorca hay un tipo de cliente internacional, sobre todo europeo, con un alto nivel de vida. Anteriormente me contaban que también los hay americanos, entre ellos Michael Douglas. Los clientes alemanes que llegan a las villas lujosas de la isla, por poner un ejemplo, se inclinan por el sello Minotti pero hay que entender que viven de un modo distinto a como lo hacen en Munich.

¿Cómo se consigue mantener la esencia original setenta años después y tras el paso de tres generaciones?

Desde pequeño recuerdo que en la familia se trabajaba con mucha pasión y dedicación porque este es un oficio puramente vocacional. En sus inicios la empresa escogió producir respetando los cánones de la calidad y la comodidad siendo capaces de crear algo con un sello y finura particulares como el Made in Italy. El mundo, las personas y los viajes son inspiración. Una vez regresas a casa, debes ser capaz de plasmar esas influencias en la práctica como hicieron mi abuelo, mi padre y mi tío.

¿Qué buscan los clientes de Minotti?

Cuando entras en la casa de un cliente, tu trabajo se entromete en un ambiente muy íntimo. No es lo mismo que vender un teléfono móvil o un reloj. La decoración es un negocio donde, además de escuchar, hay que empatizar con el cliente y el tipo de concepto a desarrollar. Nosotros tenemos nuestro estilo e identidad, pero el contexto que creamos debe ser capaz de hablar varios idiomas dependiendo de donde estemos. Esta es la fuerza de nuestra marca teniendo un catálogo muy amplio capaz de ofrecer un sofá muy moderno a un cliente alemán o un modelo más clásico con diferentes revestimentos para cambiar. No es lo mismo la piel que el algodón.

¿Cómo llega Minotti a alcanzar una red de ventas tan grande y global?

El diseño debe ser muy internacional para expandir la marca mundialmente. Minotti está trabajando actualmente en 65 países con 36 tiendas propias flagship en Nueva York, Miami o Los Ángeles en Estados Unidos. También en Londres o Madrid en Europa y estamos llegando a Asia en Tokio, Taiwán, Kuala Lumpur y otros cinco puntos en China. El cliente que viaja por el mundo encuentra en Minotti una marca muy concreta.

Parece que ya se ha inventado todo a día de hoy, ¿cómo se adaptan en un mundo que cambia constantemente?

Seguimos mucho el mercado cuando viajamos. Con el tiempo hemos entendido que está constantemente evolucionando. En la última década hemos trabajado con un tipo de cliente internacional que viaja y conoce el mundo. Tenemos una línea llamada Classics today, classics tomorrow que busca un diseño de calidad pero cómodo. La moda evoluciona pero muchas veces se inspira en el pasado.

Minotti

¿Por dónde pasan los objetivos de futuro de la empresa familiar convertida en marca global?

Este año celebramos el 70º aniversario de Minotti y el deseo es que, manteniendo nuestra vigencia gracias a la sólida experiencia que tiene esta empresa, suponga un nuevo punto de partida hacia el futuro. Que la familia mantenga el control de la firma nos permite desarrollarla con las estrategias que queremos. A nivel comercial preferimos pocos clientes pero satisfechos con el trabajo riguroso. Tenemos estilos residenciales pero en el futuro será muy importante desarrollar proyectos que desprendan hospitalidad como venimos generando desde 2014.

¿Cuáles son estos proyectos?

Queremos huir de los ambientes fríos de los salones de hoteles tradicionales ofreciendo un estilo hogareño. Nos inspiramos en los hoteles boutique que tienen productos más cálidos. El cliente internacional los prefiere porque son más pequeños y se siente como en casa. También nos centraremos en el concepto de exteriores lifescape. Se inició en 2013 inspirándonos en colecciones de productos para interior pero fabricados con materiales para exterior.

¿Qué se lleva de Mallorca para inspirar su trabajo?

En esta isla el ambiente es más neutro con colores parecidos a la tierra o el mar, pero también sobrios para poder integrarse en nuestra línea. Al respecto, he podido comprobar como los interioristas de Terraza Balear han conseguido dar un toque mediterráneo a nuestras colecciones, a través de la elección de los materiales y acabados, conjugando la fuerza y precisión de nuestras colecciones con ambientes que trasmiten no solo elegancia, sino también tranquilidad y calidez. Espacios donde la comunidad internacional puede encontrar un ambiente relajado donde disfrutar del estilo de vida que buscan en la isla. Por parte de Minotti tratamos siempre de crear una imagen internacional, tanto si estás en Mallorca como en China

  •  
  •  
  •  
  •