“En casa nunca debe faltar un espejo”

El rigor de la geometría como inspiración y la máxima del “menos es más” definen a Mónica Armani, arquitecta y diseñadora italiana. Responsable del auge del diseño italiano, recibe a la revista Premium horas antes de disfrutar de la Summer Party de Terraza Balear, invitada por Mariana Muñoz, la propietaria de la firma.

-Dicen de usted que es una de las mejores creadoras de espacios, la responsable de que el diseño italiano esté en lo más alto y, sin embargo, su formación es de arquitecta.
-Viene de familia, es algo que llevo dentro, en la sangre. Mi padre (Marcello Armani) era un extraordinario arquitecto y además vivíamos en una casa maravillosa, en pleno bosque. Eso, evidentemente, ha marcado toda mi trayectoria. De hecho, comencé a trabajar junto a mi padre, y él me transmitió toda su pasión por la cultura de lo particular, por el rigor de la geometría, el entusiasmo por el detalle y la búsqueda de nuevas ideas. Pasar de la arquitectura al diseño, al final, fue una cosa muy natural. Al final, diseñar unos muebles o proyectar una vivienda es prácticamente lo mismo. Le pongo el mismo cariño y le dedico las mismas horas y la misma pasión.

– Fue junto a su marido, Luca Dallabetta, cuando dio el gran salto…
-Sí. Tuve la oportunidad de hacer una colección de mesas y sillas y me fascinó. Cambió mi vida. Fue el primero de mis diseños y resultó ser toda una revolución. Por eso le tengo tanto cariño. ¡Imagínate!, más de 50.000 piezas vendidas de una mesa.

– ¿Es muy diferente el estilo español al italiano? ¿El Mediterráneo nos asemeja?
– Sí y no. Yo creo que el hecho de que Italia sea el país con más obras de arte, monumentos o piezas arqueológicas hace que tengamos algo más. Pero es verdad que quizás, los españoles, sois más organizados, tenéis mejores infraestructuras.

– ¿Dónde está entonces la clave del éxito? ¿Cómo competir en un mundo globalizado?
– Apostando por la marca propia y el diseño y, sobre todo, por la creatividad.

– Para quien no los conozca. ¿Cómo son los diseños de Mónica Armani?

– Yo lo definiría como “la ecuación del detalle”. Un estilo muy reconocible, esencial, atemporal, ético, europeo y femenino. Le dedico muchas horas a todo lo que hago porque quiero hacer un producto de alta calidad y que no dure solo una temporada. Para ello estudio el entorno, el espacio y apuesto por soluciones técnicas innovadoras. Es difícil creerlo pero hay trabajos que me llevan meses, incluso años. Digamos que uno el diseño industrial con la arquitectura y la decoración de interiores.

– ¿La decoración de nuestra casa dice más de nosotros de lo que creemos?
– Sí, sin lugar a dudas. La personalidad de una persona se ve reflejada en los muebles, en la disposición del espacio, en los cojines, en las telas…

– ¿Y qué no debería faltar nunca en casa para hacer hogar?
– Al igual que decimos que en el armario de una mujer siempre tiene que haber un vestido negro, un espejo es un elemento esencial que te acompaña toda la vida y que cada día refleja a la persona en la que te vas convirtiendo. Y llevártelo cada vez que te mudes. Imprescindible. Como muestra los que se exponen en Terraza Balear.

– ¿Qué le gustaría hacer a Mónica Armani que aún no haya hecho?
– Un hotel, me encantaría. Ocuparme de todo, desde el edificio, arquitectónicamente hablando, hasta el diseño interior. Eso lo tengo en la lista.

– ¿Qué diseños de Mónica Armani podremos encontrar aquí en Mallorca?
– Particularmente dos productos creados para dos marcas. De un lado una serie de muebles de exterior muy grandes, con asientos muy elegantes y un trenzado particular extra amplio que he diseñado para la firma Tribù. Y de otro, quien visite Terraza Balear, puede encontrarse con distintos espejos, como los que comentaba antes, realizados por mí para la firma B&B Italia cuyo borde, en aluminio, no tiene ni un solo corte de unión y muchas más cosas.
¡Les invito a todos a conocer de cerca mi trabajo en Terraza Balear!

  • 3
  •  
  •  
  •