Un paisaje especial ajeno al paso del tiempo

Navegar disfrutando del azul de sus aguas, hacer senderismo por sus caminos solitarios e incluso practicar kayak. Estas son algunas de las posibilidades que nos brindan los fiordos noruegos.

Texto: Anna Pifarré

Cuando se habla de las vacaciones y de los posibles destinos, lo primero que se viene a la cabeza es el sol, la playa y el calor. En el número de este mes la revista Premium presenta los majestuosos paisajes llamados fiordos. Estas verdaderas bellezas de la naturaleza, que ofrecen la posibilidad de pasar unas vacaciones inolvidables, se encuentran mayoritariamente en las tierras del norte. Noruega es uno de los sitios más importantes donde estos fenómenos ocurren. Lugares como Bergen, las Islas Lofoten, Trondhein o el lago Ringedalsvatnet son algunos de los sitios donde predominan los fiordos pero, ¿qué son exactamente?

Patrimonio de la Humanidad
El espectacular paisaje de los fiordos noruegos tiene una larga e interesante historia. Un fiordo es una estrecha entrada costera de mar formada por la inundación de un valle excavado o parcialmente tallado por acción de glaciares. Este fenómeno se creó mediante una sucesión de edades de hielo y no ha variado mucho desde las épocas de los primeros asentamientos humanos. Quien se pasee por las costas de Noruega puede acceder, casi de forma segura, a los brazos de algún fiordo o a alguna cascada. Y es tal la magnitud de este característico paisaje del oeste del país que ha sido reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

También es interesante el origen del término, su etimología. La palabra ‘fiordo’ es la traducción al español de la palabra noruega ‘fjord’. A su turno, esta palabra noruega deriva de otra palabra del nórdico antiguo que, en su sentido original, se usaba para designar cuerpos de agua lacustres o parecidos a lagos que se podían usar para navegar.

En la Noruega de los fiordos todos los contrastes están presentes, desde caminos solitarios hasta algunas de las ciudades más grandes del país, como la ya citada Bergen. Esta riqueza de paisajes son lo que hace especial los fiordos, además de las pequeñas comunidades que muestran a todos los interesados sus costumbres locales y los productos que allí se cultivan sin nunca abandonar su identidad propia.

El verano, la época ideal
Tras el largo y frío invierno, en verano la naturaleza alcanza su esplendor también en las tierras nórdicas. Por esto mismo, se convierte en el momento perfecto para visitar los fiordos: las cascadas fluyen a raudales, las temperaturas invitan a salir y a disfrutar del buen tiempo y las vacaciones acechan a la mayoría de la gente para empezar a preparar sus viajes. Pero navegar no es lo único que se puede hacer en los fiordos, ya que hay muchas actividades con las que se puede disfrutar del maravilloso entorno. Por ejemplo, hacer senderismo por las majestuosas montañas, cruzar en kayak los fiordos admirando el precioso color azul que los distingue o experimentar la escena cultural, los maravillosos restaurantes y los muchos festivales que acogen las ciudades de la región.

El verano y las vacaciones son la época del año destinada a recargar pilas, a coger fuerzas para encarar otro año más lleno de nuevas experiencias. Los fiordos noruegos son el lugar ideal para descansar y para olvidar la rutina durante unos días, caminando y navegando en medio de la tranquilidad de la naturaleza o adentrándose en la atmósfera de grandes ciudades modernas con orígenes medievales.

Un viaje en barco en los fiordos
Existen diferentes maneras y tipos de viaje para poder conocer a fondos los fantásticos fiordos noruegos. La opción de contratar un ferry con el que recorrer la imponente costa noruega y adentrarse en su historia y naturaleza es una de las más apetecibles. Existen pequeños ferrys de pasajeros, como el pequeño “Beffen” en Bergen o el “Sundbaten” en Kristiansund. Es importante recalcar que no todos los barcos aceptan coches, por lo que es importante asegurarse antes de realizar el viaje. Las principales empresas que se encargan de este tipo de viajes son, entre otras: Fjord1; Norled; Rødne Fjord Cruise o Kolumbus. Sea cual sea la compañía naviera escogida, todas ellas aseguran un viaje único e inolvidable por el precioso marco que ofrecen los fiordos noruegos.

  •  
  •  
  •  
  •