fuster1a

La emblemática e histórica Relojería Alemana de Palma de Mallorca celebró el pasado año, y a lo grande, 135 años de éxito. Indiscutiblemente forman parte del lujo y la calidad comercial de Mallorca y es que, generación tras generación, la Familia Fuster ha construido una marca que es referente internacional por su trabajo, calidad y apuesta por piezas únicas de alta joyería y relojes exclusivos de marcas de reconocido prestigio a nivel internacional. Y, desde hace unos años, con el cambio generacional, apuesta por una línea más moderna aportada por los más jóvenes, que son los que van tomando el relevo con gran acierto.

Relojería Alemana fue fundada en 1879 por Guillermo Krug, en la calle Colón de Palma de Mallorca, quien lega el establecimiento a su amigo y colaborador Pablo Fuster Cortés, al morir sin descendencia. Desde 1968, y aún bajo la dirección de la segunda generación, Pablo Fuster Tarongí, nieto de Cortés, Relojería Alemana apuesta por la exclusividad, por piezas únicas internacionales y por las mejores marcas europeas, como Rolex, Patek Philippe, Zenith o Breguet, que por primera vez llegaron a España de la mano de Relojería Alemana.
<blockquote>"La familia Fuster ha contruido una marca que es referente internacional por su trabajo, calida y apuesta por piezas únicas de alta joyería y relojes exclusivos"</blockquote>
Actualmente, Relojería Alemana es una referente internacional, capitaneada por la cuarta generación Fuster: Blanca, Paula y Pablo, que siguen apostando por piezas únicas de alta joyería llegadas de diferentes puntos de Europa. Marcas conocidas para un público muy exigente, que son el perfecto equilibrio entre diseño y elegancia, embellecidas por nuevas técnicas y detalles estéticos que las convierten en obras de arte . Así, las joyas danesas Ole Lynggaard, las italianas Vhernier, las neoyorquinas Mizuki, las creaciones de Nikolaos Koulis o las piezas turcas Sevan Biçakçi, conviven con los relojes y las piezas exclusivas de marcas de reconocido prestigio internacional.

En los últimos años, Relojería Alemana ha crecido con nuevas tiendas en enclaves emblemáticos, únicos y privilegiados como Puerto Portals, Port Adriano, en El Corte Inglés y la última creación, en medio del Paseo del Borne de Palma de Mallorca, una de las vías y ejes comerciales más importantes a nivel internacional. Lo más importante es que estos nuevos espacios comerciales aportan gracias a su inmejorable arquitectura una calidad que el lujo mallorquín agradece. Vanguardia para cobijar la tradición.