Aunque Agatha Christie sea la más popular escritora de novelas de misterio que ha residido en Mallorca, la isla sigue acogiendo a escritores que buscan en estos parajes un lugar apacible para desarrollar su trabajo.

Mons Kallentoft nacido en Estocolmo en 1968 y residente en Palma desde hace 4 años, es uno de ellos. Este escritor y periodista sueco es conocido por sus novelas de tipo negro y criminal, destacando las protagonizadas por la comisaria Malin Fors que han sido traducidas a 28 idiomas y están presentes en innumerables países. Solo en Suecia ha vendido más de 3 millones de ejemplares de sus 20 libros. En España ya ha sido traducida una novela (Sacrificio de Invierno), en Alemania y Estados Unidos cinco y ocho en Reino Unido 8. Mons K. pone a sus protagonistas en los segmentos más oscuros de la sociedad. Cuando PREMIUM se encuentra con él, acaba de lanzar dos libros más uno en Suecia y otro en Alemania.

Es un hermoso domingo en Palma y las calles están tranquilas en Santa Catalina donde reside. Me encuentro con Mons Kallentoft, en el punto y a la hora acordado. Nos reímos al instante de lo puntuales que somos ambos, como buenos ciudadanos suecos. Solo damos unos pasos cruzando la calle para sentarnos bajo los exuberantes árboles en la tranquila plaza. Su comanda en el bar es de “un cortado” en buen español.

Tiene una primavera intensa delante de él. En mayo, In den Fängen des Löwen se publicará en Alemania. Será el segundo título de la serie sobre Zack en alemán. Die Fährte des Wolfes, se convirtió en un best seller cuando se publicó en agosto del año pasado. En junio, Falco se lanza en Suecia, será el quinto título del policía en las librerias. Y este verano, comenzará el rodaje de una serie para la televisión sueca basándose en los libros de la detective Malin Fors.


Linköping, donde Mons creció, es el hábitat natural de Malin Fors, su personaje detective. Pero, como al autor le gusta pasar tiempo en las grandes ciudades, sus personajes viajan a Bangkok, donde tiene lugar un nuevo título Devil Doftes. El barrio más sucio de esta ciudad se convierte en la vida cotidiana de la inspectora Malin Fons entre la prostitución y la corrupción. La inspiración para el libro proviene de sus propios viajes a Tailandia. Mons comparte Palma con la bulliciosa ciudad asiática a la que le gusta ir de vez en cuando para un descanso relajante. Aunque él -explica- no es una amante de los beach clubs frente al mar y los masajes, dice sentirse mejor en un bar con un Martini delante. Allí puede dejar pasar las horas mientras la vida pasa a su alrededor.

” Me gusta trabajar y es cuando mejor estoy, pero estar en un bar me da relax y me puedo concentrar en mi mismo. El único problema es emborracharse – dice, riendo-.
Aunque es domingo, Mons Kallentoft no ha perdido su estilo. El pañuelo yace en el bolsillo del chaleco de punto doble y los zapatos gastados brillan bajo la mesa.

Caminamos hacia el centro y terminamos en el clásico Ca’n Joan de S’aigo. Pedimos cava, helado de avellanas y tarta de almendras. La comida es uno de sus intereses y no le importa gastar una pequeña fortuna en un almuerzo que dure unas horas. Es calidad de vida para él.

Cómo llegó a Mallorca le pregunto. Estaba cansado del mal tiempo de Suecia y quería volver a España donde pasó mucho tiempo en su juventud. Viajó a Palma con su familia, su mujer Karolina y sus dos hijos, para comprobar las posibilidades de establecerse en la isla. “La elección de un lugar para vivir es muy parecido a preparar una lista con las cosas que queríamos que tuviese. Fue fácil, todo está aquí, es una hermosa isla y Palma es una ciudad española con un ambiente agradable”, explica.

Aunque parte de su corazón está en Madrid, donde llegó con 19 años y de donde guarda excelentes recuerdos. Era un joven con sueños de autor. Pasó dos años salvajes en la ciudad durante la época de la movida madrileña. Vivió en ambientes estudiantiles, muy cerca de donde Pedro Almodóvar creaba sus primeras películas.

“Viví la fiesta continua de esa época y no hice mucho más. Afortunadamente, me hice novio de una española acomodada que me mantuvo. Fueron unos años divertidos y locos, pero nada que añore. Los chicos malos tienen que ser jóvenes”, dice.

Durante su estancia en la capital, comenzó a apreciar la cultura española y fue a las corridas de toros por primera vez. “Se convirtió en una gran historia de amor y fui tan a menudo como pude a la plaza de toros. Es la forma de arte que mejor representa la brutalidad y fragilidad que es parte de nosotros. Todo transcurre en la arena y se vuelve hermoso si se acepta la violencia”, dice.

Los años locos de Madrid lo impulsaron a escribir su primer libro, que salió varios años después de su regreso (Peseta, que se desarrolla en Madrid).
Después de haber evocado el impresionante historial de Mons, entiendo que está diciendo la verdad cuando dice que le encanta trabajar. Su fuerza motriz y su interés están en el trabajo.

“Si eres un artista, nunca te detendrás, nunca obtendrás respuestas a lo que estás buscando y eso es parte de la belleza. Es por eso que estoy afilando las herramientas para acercarme a lo sublime “, dice Mons Kallentoft antes de que nos separemos.

  •  
  •  
  •  
  •