Conversamos con Patrick L. Popp CEO de Digital Cinema

¿Recuerdan cómo eran los televisores antes?  Voluminosos, con la pantalla casi ovalada, tenían lámparas y con botones para encender, apagar, cambiar los pocos canales disponibles, subir y bajar el volumen y, al principio, solo en blanco y negro. Eso era todo.

Como tantos otros productos tecnológicos, los aparatos de televisión no han parado de evolucionar. Los primeros televisores que se pueden considerar comerciales fueron de tipo mecánico y se basaban en un disco giratorio, el disco de Nipkow (patentado por el ingeniero alemán Paul Nipkow en 1884), que contenía una serie de agujeros dispuestos en espiral y que permitían realizar una exploración “línea por línea” a una imagen fuertemente iluminada.

Hasta llegar hoy, a una tecnología difícilmente imaginable años atrás, donde hay que destacar, además de la calidad de imagen y sonido, las posibilidades que ofrece internet para el consumo de productos digitales, la nueva relación entre los productores y consumidores de contenido y los nuevos pasos que quedan por dar, como por ejemplo el uso y perfeccionamiento de la IA (Inteligencia Artificial).

Patrick L. Popp, CEO de Digital Cinema, una empresa puntera en el ámbito de audio, vídeo y domótica en Mallorca y distribuidor, entre otras marcas de tecnología digital, de la firma Loewe, una marca alemana con casi 100 años en el mercado, nos desgrana y aclara los principales cambios y modificaciones que ha sufrido la televisión, desde sus primeros pasos en el primer cuarto del siglo pasado hasta su situación en nuestros días, con el ejemplo de esta marca que distribuye.

En 1923, la compañía Loewe fue fundada por los hermanos Siegmund y David Ludwig Loewe. En la 8ª Exposición de Radio en Berlín en 1931, Loewe mostró por primera vez una emisión de televisión electrónica y así aterrizó en la primera plana del New York Times. La técnica fue desarrollada con el inventor y físico ingenioso Manfred von Ardenne, el entonces ingeniero jefe de Loewe. En ese momento, Loewe inventó la televisión. Loewe también desarrolló el primer televisor portátil y su modelo Art 1, ahora icono de diseño, se exhibió en los años 80 en el Museo de Arte Moderno (MoMA) en Nueva York.

La evolución de la televisión y de sus receptores ha sido y sigue siendo imparable. Y la firma Loewe ha sido protagonista de este proceso, sin dejar desde entonces de mejorar su creación y fabricando en Alemania con la misma pasión de siempre.

Sus productos están pensados hasta el último detalle: la tecnología modular, los materiales de alta calidad, la mano de obra precisa, las actualizaciones regulares de software y el diseño atemporal garantizan su sostenibilidad y duración.

El factor clave de su éxito es la combinación de alta tecnología, diseño, calidad y facilidad de uso. Sus productos se caracterizan por formas limpias, precisas y elegantes, que mantienen su aspecto durante mucho tiempo y que ya han sido galardonados con más de 200 premios de diseño a nivel internacional.

La televisión hoy
La tecnología OLED (diodo orgánico emisor de luz) de última generación, de la que Loewe es pionera, es una de las referencias. La calidad de imagen ha dado un salto cualitativo gracias a esta nueva tecnología, también en términos de diseño. Las pantallas OLED son ultra-delgadas, parecen casi flotantes. Además proporcionan imágenes reales y brillantes, similares a los fuegos artificiales en la noche.

Actualmente podemos ver un programa en cualquier lugar, las veces que queramos y en el momento que queramos, algo absolutamente inimaginable solamente 10 años atrás.
Hoy el televisor está más unido que nunca a internet y ha dejado de ser una caja tonta para convertirse en una smart tv
¿Hablar con la televisión? Sí, por supuesto. Con la función de asistencia digital Amazon Alexa, la comunicación con un Loewe TV se vuelve aún más fácil e intuitiva.  Y ya son una realidad las pantallas de OLED enrollables, que se podrán ejecutar desde un smartphone o tableta, por medio de una app y con resolución 8K.

¿Y el futuro?
Muy pronto se elevará la experiencia de entretenimiento en el hogar a otro nivel con la introducción de la inteligencia artificial, los televisores estarán interconectados y funcionarán como centros inteligentes de nuestros hogares, ofreciendo acceso a otros productos como aspiradoras robóticas, aires acondicionados, purificadores de aire, luces, altavoces y muchos otros dispositivos conectados a través de WI-FI o Bluetooth.

Se podrá buscar información, imágenes o videos con contenido específico haciendo una solicitud verbal a través del control remoto de la TV como “muéstrame la más premiada película de una determinada actriz”, o “muéstrame un video sobre la Antártida”. ¡Las posibilidades son enormes!.

Además, los clientes podrán utilizar Google Assistant en la pantalla para usar el televisor en modo streaming, (emisiones continuas online), buscar vídeos en YouTube, revisar fotos, incluso  controlar dispositivos domésticos inteligentes como luces o activar servicios de terceros.

El sector audiovisual está experimentando nuevas fronteras que van mucho más allá de su concepto tradicional, con nuevas plataformas de streaming y vídeo por encargo (sVOD, en sus siglas en inglés) en 4K / ultra alta definición (UltraHD) y las nuevas funciones avanzadas como el HDR, que permite una mayor precisión en los colores y tonos de cada imagen o el HFR, que incrementa el número de fotogramas por imagen de los tradicionales 24 o 30 hasta 50 y 60, mejorando la precisión de los movimientos.

Como nos manifestó Patrick L. Popp CEO de Digital Cinema “Hay que exigir lo máximo a nuestros televisores para que ellos le exijan lo mínimo a usted. No espere al futuro: puede verlo ya en nuestro show room”.

Dirección de interés:
DIGITAL CINEMA
Calle Montcades 2 (Jaime III)
07012 Palma
www.digitalcinema.es