Tras el clásico Brandy Suau y Suau Orange surge ahora un nuevo ron Jungla, otro de los productos que se pueden encontrar en la carta de Bodegas Suau, una de las más selectas y exquisitas del sector.

Una gran marca siempre tiene detrás una gran historia, y la de Bodegas Suau no es una excepción. A mediados del siglo XIX un navío español, bautizado como ‘El Mallorquín’, surcaba los mares capitaneado por un aventurero comerciante, Don Juan Suau Bennasar. Sus andanzas por los países caribeños y el amor por una mallorquina cuyo padre estaba vinculado al negocio de los licores, nos transportan en la actualidad a Bodegas Suau.

Una lista de productos elegantes y sofisticados
Una extensa y elegante lista de brandys conforman la carta de licores de las Bodegas Suau que, lejos de encasillarse o estancarse, siguen innovando año tras año apostando por nuevas propuestas y bebidas. Desde el clásico Brandy Suau o “Barquito”, iniciado el 1951, hasta las distintas modalidades según los años de antigüedad, 15, 25 o 50. Pero la historia de Bodegas Suau no se entiende sin su antigua conexión con islas paradisíacas, mar y tierras lejanas, y gracias a ello surge el nuevo ron Jungla, una apuesta personal para conseguir un producto exclusivo con un bouquet especial. Con un ron de primerísima calidad, envejecido en el Caribe, se le proporciona un segundo añejamiento en las bodegas de Mallorca, en barricas donde anteriormente envejeció el célebre brandy Suau.

El Club Suau, una brillante y exitosa idea
Los verdaderos amantes del brandy de calidad encuentran en Bodegas Suau su mejor aliado, y más cuando hablamos del Club Suau. La fundación de este Club fue idea de Ángel Zuasti, el que fuera técnico de las Bodegas durante mucho tiempo, quien pensaba que su creación ayudaría a fidelizar a los clientes y aportaría un valor añadido a la marca Suau. Y no se equivocó. Los clientes que se hacen socios del club compran una barrica de 32 litros de capacidad, que solamente pueden manipular los mismos clientes o los empleados de la bodega bajo su supervisión. De esta forma, los socios del club solo pueden sacar 8 botellas al año, ni una más, si quieren que ostente la marca Suau. En casi 15 años el club ha llegado a vender más de 300 barricas, todo un logro que ratifica el buen trabajo y el éxito de esta gran marca.