La planta dispone de 21 habitaciones equipadas al más alto nivel tecnológico con todas las comodidades. Los pacientes son atendidos por los especialistas del prestigioso cuadro médico de Clínica Rotger y un equipo de enfermería especializado, formados para la atención asistencial también en inglés y alemán.

La planta en el octavo piso de un edificio emblemático, ubicado en pleno centro de la ciudad, permite a los pacientes contemplar unas vistas privilegiadas del mar y la Catedral de Palma de Mallorca.

Clínica Rotger, centro hospitalario asociado al grupo Quirónsalud en Mallorca, apuesta por ofrecer el mejor servicio médico a residentes y visitantes de la isla. Un objetivo que se consolida con la inauguración de la nueva planta de hospitalización, moderna y planificada para ofrecer a los pacientes la mayor comodidad, así como, un excelente tratamiento médico durante su ingreso hospitalario. Apoyado en la mejor dotación tecnológica, en un entorno privilegiado cuidado hasta el mínimo detalle, respaldado por un equipo de atención sanitaria con los mejores especialistas y la asistencia clínica 24 horas al día, 365 días al año en español, inglés y alemán.

21 habitaciones pensadas para el confort del paciente y su atención personalizada.

La nueva planta de Clínica Rotger cuenta con 21 luminosas habitaciones individuales, entre las que destacan, 3 espaciosas suites con sala de estar. Todas ellas dotadas de cama para el acompañante y baño completo adaptado para personas con movilidad reducida. Disponen de televisión por satélite con canales internacionales, servicio de prensa y conexión wi-fi gratuita, accesible en todo el edificio.

Tecnológicamente, las habitaciones están equipadas con los avances médicos, para facilitar la constante supervisión, ocasionando las mínimas molestias a los pacientes. Por ejemplo, el sistema de control de pacientes cardiológicos, mediante el uso de telemetría por vía wifi, que permite a los pacientes desplazarse por la planta y salir a la terraza, o los modernos sistemas de comunicación interna, para favorecer un permanente contacto entre el paciente y el control asistencial con la mayor seguridad.

Además, desde varias zonas de la planta, incluyendo una amplia terraza, se puede observar el “skyline” de Palma de Mallorca, sobre el que destaca su imponente Catedral, joya del gótico mediterráneo y unas espectaculares vistas al mar y las montañas de la Serra de Tramuntana, declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Siguiendo la línea decorativa de la Clínica, el arte está también presente. La nueva planta se completa con las colaboraciones del artista, José María Sicilia, Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes y Premio Nacional de Arte Gráfico y las esculturas del reconocido artista, Carlos Valverde.

En conjunto, la ubicación estratégica, el prestigioso equipo médico y asistencial, así como la amplia experiencia en el acompañamiento, facilitación de las necesidades y demandas del paciente, convierten a la Clínica Rotger y las múltiples ventajas de su nueva planta de hospitalización, en la mejor opción, para el tratamiento y recuperación de todos los pacientes residentes o visitantes de Mallorca.

  •  
  •  
  •  
  •