El nuevo Ron Jungla combina lo mejor del Caribe y la tradición mallorquina de Bodegas Suau. Con el nuevo embajador de la marca, Matías Iriarte, busca acercarse al público de Mallorca.

Ron Jungla

Las grandes historias familiares siempre cuentan con un curioso inicio. Allá por mediados del siglo XIX, un siglo marcado por los grandes descubrimientos y la importancia de las rutas marítimas en el comercio, D. Juan Suau i Bennaser capitaneaba un barco a vapor, conocido como el “El Mallorquín”. Sus andanzas por las tierras del Caribe y su matrimonio con una mallorquina de extenso linaje asociado al licor tanto en España como en América, conducen hoy en día a Bodegas Suau.

Historia mallorquina a través de las barricas

Bodegas Suau, situado en el Pont d’Inca, mantiene el aire tradicional que ha acompañado siempre la filosofía de la empresa. El interior te conduce a una época pasada, donde se agolpan las botas y los barriles de madera, algunos incluso con 150 años de antigüedad.

Los más de 200 años de historia han hecho que se vaya acumulando una serie de piezas clave en la preparación y producción de bebidas alcohólicas, tales como alambiques (sirve para destilar una sustancia volátil), depósitos y botellas antiguas de productos descatalogados, los cuales forman un “museo” de alto valor histórico y sentimental.

Reinvención para conquistar al público mallorquín

No podemos dejar de mencionar que entre sus productos podemos encontrar una deliciosa ginebra Premium, con ingredientes de primerísima calidad como pueden ser piel de limón y naranja, raíz de angélica de Bélgica o raíz de regaliz. Y por supuesto el Brandy Suau o “Barquito”, iniciado en 1951, que nos llega hoy en modalidades de 15, 25 y 50 años de antigüedad. Como anécdota cabe mencionar que cien años después, el proceso de fabricación, puramente artesanal, se reproduce exactamente como en los inicios de su andadura Y no podemos pasar por alto la importancia del nuevo Brandt Ambassador de Bodegas Suau, el maestro Matías Iriarte.

Se trata de uno de los bartenders más prestigiosos a nivel nacional y con una exitosa carrera a sus espaldas, de la cual podemos destacar que se hizo con el título de Bacardy Legacy. Con esta nueva e ilusionante unión, Bodegas Suau busca acercarse más al público mallorquín, modernizando sus productos y construyendo una nueva imagen del brandy alejada del prototipo clásico del consumidor y que vaya asociada a la coctelería gourmet. Además, con el asesoramiento de Iriarte, se organizarán eventos de alta gastronomía, así como visitas programadas a la bodega.

La historia de Bodegas Suau no se entiende sin su antigua conexión con islas paradisíacas, mar y tierras lejanas, y gracias a ello surge el nuevo ron Jungla, una apuesta personal para conseguir un producto exclusivo con un bouquet especial. Con un ron de primerísima calidad, envejecido en el Caribe, se le proporciona un segundo añejamiento en las bodegas de Mallorca, en barricas donde anteriormente envejeció el célebre brandy Suau.