La primera de las joyas que Ignacio Jiménez y su mujer, Carmen Cordón, crearon bajo el sello Hidden Away Hotels en el floreciente casco antiguo de Palma, el Boutique Hotel Posada Terra Santa, hipnotiza.

Ubicado en una antigua casa señorial en una de las zonas más prósperas de Palma en la Edad Media, el Posada Terra Santa convierte a sus clientes en huéspedes nada más cruzar el umbral. En un elegante ambiente familiar, con un lujo sin ostentación, este hotel-boutique te permite licencias como comer o cenar bajo impresionantes arcos góticos de piedra noble en su restaurante La Despensa del Barón, o disfrutar de su adictiva lencería de algodón egipcio en cualquiera de sus 26 habitaciones. Haciendo un guiño Jiménez asegura que “es un hotel bonsai: pequeño pero muy completo”. Su acogedor salón inglés, un spa con sauna, cabina y piscina climatizada, terraza con solarium y gimnasio completan su oferta.

Posted in Hoteles