Este precioso ático, minimalista y lleno de luz ofrece una vista indescriptible del casco antiguo de Palma, así como un perfecta habitabilidad por sus muchos detalles.

Habitaciones amplias, techos altos y grandes ventanales dan a la propiedad elegancia y calidez y la convierten en un agradable refugio en el corazón del casco histórico de Palma.